Soy quién ves, y este es mi Origen

Burn ‘Origen’ | Online | Cliente: Monster Beverage Corporation | Director: Juan Polo

Estamos hechos de experiencias. De éxitos. De fracasos. De cicatrices. De etapas. De momentos. De energía. Hay quien lo llama Motivación. Quien lo nombra Destino. Quien lo relega al Azar. Es un todo. Ese todo, desde donde parte todo. La fuerza que marca un camino, aún cuando no hay un camino. Ese es tu Origen.

Fue un placer para mi volver a trabajar con una marca y una categoría con la que históricamente me he sentido tan identificado: las bebidas energéticas. Y en concreto, con Burn. Una marca que aún hoy moviéndose en otros territorios, guarda la esencia de la pura energía: el encontrarse a uno mismo.

Durante años pude desarrollar distintas piezas e historias para Burn durante su etapa en The Coca-Cola Company, como ‘Ecuación’ o ‘Sueño’, entre muchas otras producciones. Actualmente, la marca es propiedad de Monster Beverage Corp., un gigante de las bebidas energéticas, y por lo tanto la evolución la ha llevado a un posicionamiento diferente. En esta ocasión, he podido desarrollar la creatividad y la producción de una pieza que vuelve a la esencia más profunda de la marca y de cada uno de nosotros: el Origen.

¿Naces o te haces? Con esta premisa arranca la pieza, a la que le sigue otra pregunta trascendental nada fácil de responder: Si no fueras lo que eres… ¿quién podrías haber sido? La pieza está además protagonizada por dos embajadores de marca del mundo de la electrónica, DJ Nano y Paco Osuna. Para darle vida a su historia, decidí ir a lo primitivo, a las raíces, al origen, a un estilo propiamente Burn: un ambiente grunge, antiguo, en desuso… pero que represente un mundo gigante en su interior y con gran recorrido.

Me fascinan los espacios abandonados. Y en esta historia quería partir de esa premisa. Localizamos un antiguo espacio industrial de 1890 que fue todo un imperio en su momento. Somos como la fábrica en la que rodamos, somos nuestra propia historia. Con zonas casi derruidas, espacios rehabilitados, lugares en los que se ha creado éxito y prosperidad, pilares que sustentan toda una estructura, grandes máquinas y engranajes que sirvieron para poner en valor todo lo que tenemos dentro. E incluso un laboratorio, porque somos resultado de ensayos y errores durante toda nuestra historia.

El paso del tiempo lo deteriora todo, pero también confiere un carácter especial y único a estos espacios, hoy en desuso, pero llenos de energía latente. Nuestra personalidad, la de cada uno, se basa en los mismos principios, y se escribe a través de madurez y experiencias vividas.

En nuestro interior, somos transparentes. Representamos todo lo que queremos ver y reconocer de nosotros mismos, para bien y para mal. La energía es actitud. La historia de cada persona está llena de laberintos, caminos de luz, zonas oscuras… Somos el resultado de todas las veces que nos dijeron que no se podía, que no merecía la pena, que no llegaría, que no lo intentara. Sea cual sea el camino que has elegido, seguro que no siempre ha sido fácil.

Pero en el fondo, quien piensa que no puede, es porque no lo intentó con toda su alma. Porque no le puso las fuerzas suficientes, no encontró la energía necesaria para cada momento. Y la gran verdad es que sólo tú puedes encontrar el sentido en ir. Hacia donde sea. Y en la dirección que decidas.

Sólo tú, eres quién mismamente ves. Y esa, es tu vida.